La bondad del Eufemismo.

Por: José Cuevas Parry

Eufemismo o “bien decir” es una palabra que generalmente usamos para indicar que alguien está “acicalando” un mensaje para que “suene bien”, aún cuando sea inadecuado, molesto o doloroso para el oyente. En la organización humana, ¿por qué es bueno “Decir Bien” o “Decirlo en Bonito”?

Silogice_Eufemismo

Definición de la R.A.E

Las ideas, expresadas en palabras, producen emociones en quien las escucha.

Las emociones que sentimos cada vez que interpretamos un mensaje, están dadas por nuestra cultura. Las palabras que describen hechos dolorosos, producen evocaciones dolorosas y de la misma manera, palabras como “dulce”, “agradable”, “fiesta” y “amable” traen a nuestro cerebro sensaciones placenteras.

Si bien es importante la precisión en la comunicación, también es muy importante lograr una emoción proclive a nuestro objetivo. Al pedir algo, por ejemplo, queremos que nuestro interlocutor responda a lo solicitado. Y como su respuesta depende de cuánto se “entusiasme” con nuestro proyecto, tiene mucho sentido pensar, antes de hablar, en las emociones que tendrá quien nos escucha y a qué lo moverán dichas emociones.

En el liderazgo de equipos de trabajo, es fundamental administrar, mediante el lenguaje, el “menú emocional” que brindamos a los miembros de nuestro equipo.

Nuestra cultura tiende a privilegiar mensajes que “dibujan” escenarios dolorosos o indeseados en la mente de quien recibe la comunicación.

“Si no logramos la meta de venta… ‘nos vamos todos para la casa'”,

“El mercado está muy malo, las perspectivas son muy negativas, o producimos o quebramos y lo perdemos todo”

“Si seguimos cometiendo estos errores garrafales, nuestros competidores nos pasarán la aplanadora y quedaremos en la calle”

Muchas veces, quienes estamos a cargo de equipos de trabajo, tendemos a expresarnos de esa manera, y sin saberlo, logramos que cada persona salga de la reunión pensando en lo peor, con angustias y probablemente paralizado por el miedo.

Es entonces cuando tiene sentido el “Eufemismo” como herramienta para la efectividad.

Siempre podemos decir las cosas en positivo, que “suenen bien”, que generen MOVIMIENTO, ACCIÓN hacia los objetivos:

“Si terminamos la producción esta tarde, nos podremos sentir orgullosos y satisfechos de nosotros mismos y de nuestro valer profesional”

“Estamos a un paso de la excelencia, sigamos adelante hasta lograr nuestro 100%”

“Podemos hacer nuestro trabajo cada día mejor que el anterior”.

“Agradezco lo que han aportado hasta ahora y cuento con su desde ya entrega y compromiso para el proyecto que viene”