Los tres tipos de lenguaje que conducen a la productividad organizacional

Gestión de Personas, Organizaciones, Educación y Salud

Imagen tomada de muypymes.com. Colaboradores felices se traduce en una organización productiva.

Imagen tomada de muypymes.com. Colaboradores felices se traduce en una organización productiva.

Por Lesly Medina

Objetivos de la empresa, plan organizacional e integración de los colaboradores son los tres pilares de funcionamiento que se alcanzan con el lenguaje.

A propósito del  recién festejado día de la felicidad y su relación con la productividad de los trabajadores, me preguntó un cliente cómo hace para generar mayores niveles de felicidad al interior de su organización sin modificar su presupuesto.

Comencé explicándole que todos los beneficios derivados de este concepto: personas motivadas, alineadas con la organización, comprometidas, etc. elevan los niveles de productividad (consultar caso de la empresa española de electricidad Iberdrola y la compañía cervecera danesa Damm).

El segundo punto a tener en cuenta, comenté a mi cliente, es que este concepto –felicidad– se traduce en un estado emocional que cada persona genera en su cerebro y mente a través de la herramienta llamada lenguaje.

Por tanto, argumenté, usa esa misma herramienta para generar ese estado al interior de tu organización. Acto seguido, le detallé cómo hacerlo.

 Método Silogice para lograr productividad

Silogice es un método que usa el lenguaje para lograr los objetivos previamente trazados, ya sea a nivel organizacional o personal.

A nivel organizacional, Silogice se centra en tres grandes pilares que conducen al funcionamiento organizacional y colabora con el aumento de los niveles de felicidad, a través de:

  1. Orientación al objetivo a través del Lenguaje Positivo.

En este punto, las empresas logran sus objetivos comunicando a los colaboradores, en positivo, lo que sí debe hacer, contrario a la forma habitual que tienen las organizaciones. Por ejemplo: en lugar de decir que parte de las normas internas son “No llegar tarde”, decir “Llegar en el horario de entrada establecido por la empresa”.

  1. Cumplimiento del plan organizacional y cobertura de funciones mediante el lenguaje responsable.

Se refiere al uso de lenguaje descrito en acciones concretas con nombre y apellido. En lugar de “Hay que cambiar el foco de la bodega”. “José González, responsable de logística, eres responsable del cambio del foco de la bodega”. En lugar de que el jefe diga “mi equipo no está logrando las metas de venta”, un jefe debe decir: “Yo aún no logro que mi equipo de ventas logre sus objetivos…”

  1. Integración y Empoderamiento, usando el lenguaje integrador. “Soy Capaz”, “Yo puedo”, “Soy Capaz”, “Logramos”, “Podemos”, “Somos capaces”, “Mi equipo de trabajo y yo estamos dispuestos a dar lo mejor”, “Tengo un excelente equipo de trabajo”, “Nuestra empresa es una excelente organización”, “Estamos encontrando las mejores oportunidades en el escenario actual de la economía”. Son expresiones ejemplo de un clima laboral adecuado y equipos integrados para la productividad.

En la realidad empresarial, tanto en nuestra experiencia como en las estadísticas y estudios hemos detectado que el éxito de la organización se produce cuando las personas emiten juicios positivos sobre sí mismos, sobre su equipo y sobre su organización. Los climas laborales productivos estás caracterizados por declaraciones positivas sobre la organización y el entorno humano que rodea a cada trabajador (Istas21, Great Place to Work).

Esto se aplica a todas las organizaciones: La interacción humana utiliza el lenguaje como sistema de intercambio de mensajes y coordinación de acciones. El lenguaje es verbal, para-verbal y gestual o corporal. El éxito de la organización está basado en la capacidad productiva individual o competencia laboral, y en la capacidad de interactuar positivamente en pos del objetivo común. Es en este segundo aspecto donde una empresa puede hacer la diferencia y lograr el éxito: en la coordinación de acciones de individuos competentes.

La coordinación para el éxito estará asegurada cuando la organización utilice estos tres lenguajes: Positivo, Responsable e Integrador.

Si quieres conocer más del método y aumentar los niveles de felicidad al interior de tu organización escríbenos a contacto@masvale.cl.