Mi lenguaje positivo es mi salud

Gestión de Personas, Organizaciones, Educación y Salud

Por Lesly Medina

Recientemente la psicóloga y escritora chilena Pilar Sordo publicó su último libro “Oídos Sordos”, un texto dirigido a explicar la relación de las enfermedades y las emociones. Quiero retomar esa relación que hace Sordo en su libro, porque es justamente uno de los focos del método Silogice, solo que dicho en positivo: el lenguaje positivo me permite generarme emociones que proveen de bienestar mi cuerpo.

Esta relación entre mente y cuerpo también es de interés de la comunidad científica, la cual obtiene cada vez más pruebas de la relación entre el estado emocional y el estado de salud de las personas.

Y a propósito, cabe mencionar al científico Martin Seligman de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos), pionero dela psicología positiva, quien propone una teoría que apunta a buscar el bienestar personal a través de generarse  emociones positivas.

La palabra sanadora

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo generarnos emociones positivas? Una forma es usar la herramienta que es común a nuestra especie: el lenguaje.

Según el neurocientífico  estadounidense Mark Waldman, las palabras pueden cambiar el cerebro, de tal manera que las negativas, como “no”, usada entre 200 ó 300 veces al día, daña las neuronas; en cambio las  positivas ayudan a desarrollar nuevas conexiones neuronales.

Las investigaciones en que Waldman ha participado le han permitido corroborar que una palabra negativa libera entre 25 y 30 químicos en el cerebro cuando se pronuncia y esa palabra tiene la capacidad de inhibir la tarea del lóbulo frontal, relacionado con la lógica.

Para contrarrestar ese daño es necesario pronunciar de 3 a 5 palabras positivas por cada negativa que se ha usado.

El método Silogice te permite desarrollar la herramienta del lenguaje positivo. La forma de hacerlo es concientizar, elegir, entrenar y entrenar. Si quieres mayor información envía mail a coaching@masvale.cl.