Silogice tiene exitosa acogida durante el segundo Workshop de la USACH 

Gestión de Personas, Organizaciones, Educación y Salud

Por Lesly Medina

Agradecimientos,  reflexiones y la adquisición de técnicas para alcanzar el éxito caracterizaron la jornada del segundo Workshop: «Lenguaje, Pensamiento, Emoción, Éxito» organizado por el Círculo de Ingenieros Comerciales de la USACH.

“Me voy feliz”, “De ahora en adelante estaré más pendiente de lo que digo”; éstas y otras expresiones  más de los participantes fueron la tónica del segundo ciclo del exitoso workshop “Lenguaje, Pensamiento, Emoción, Éxito”, organizado por el Círculo de Ingenieros Comerciales de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), realizado recientemente en el Hotel Plaza El Bosque.

La actividad tuvo por objetivo dar la oportunidad a los participantes de conocer la metodología Silogice para alcanzar el éxito, a través del uso de técnicas del lenguaje que son fáciles de recordar, y además, son muy efectivas para la comunicación organizacional.

José Cuevas, Ingeniero Comercial de la USACH, a cargo de la metodología Silogice, explica que el objetivo apunta a entregar una experiencia en la que cada asistente, con mecanismos lingüísticos fáciles de recordar, desarrollen su propia estrategia para alcanzar su objetivo tanto personal como laboral.

El ingeniero comercial detalla que el primer paso para vivir la experiencia Silogice es que cada participante examine su propio lenguaje habitual y analice cómo le contribuye a alcanzar su proyecto de vida, el cual es expresado luego con las transformaciones lingüísticas propuestas durante el desarrollo de la actividad.

“Si tú quieres ser el mejor vendedor de tu empresa, del país o el mundo, y mantienes en tu repertorio lingüístico frases como: ‘esto no le va a fallar nunca’, has usado tres palabras que disponen al cliente a preferir otro producto”, ejemplifica Cuevas.

Y añade: “Los términos ‘no’, ‘falla, ‘nunca’ lo que hacen a nivel cerebral es liberar químicos que colaboran al estrés. Nuestro método propone que para alcanzar tu objetivo, prefieras usar: ‘esto siempre le va a funcionar’, y con eso abres la puerta del ‘modo sí’, que es la mejor disposición que puede tener tu interlocutor».

El lenguaje y el mundo laboral

La metodología Silogice basa su efectividad en datos que son compartidos por varias disciplinas, las neurociencias, psicología, deporte, administración de empresas, etc. Todas concluyen que personas positivas logran más rápido sus objetivos y están más saludables.

Según Cuevas, quien trabajó durante 25 años en el área de Recursos Humanos, aquellos trabajadores que se sienten integrados en una organización son más productivos. “Es por ello que durante este workshop trabajamos, además de Lenguaje Positivo, los conceptos de Lenguaje Responsable y Lenguaje Integrador”, comenta.

Estos otros dos conceptos, Responsable e Integrador, a nivel organizacional, apuntan a poner nombre y apellido en las asignaciones laborales, usar verbos que definan acciones concretas y que cada integrante de la organización comience por usar el “yo soy responsable de…”.

Durante el cierre del evento, Cuevas  agradeció a los participantes por su asistencia, y les propuso utilizar el lenguaje a su favor. “Cada uno puede generarse emociones positivas para sí y su entorno; ¿cómo?, eligiendo usar el lenguaje que los conduzca a alcanzar sus objetivos. De eso se trata Silogice”, enfatizó.