Tres ejercicios para adquirir un lenguaje positivo

Gestión de Personas, Organizaciones, Educación y Salud

Tú puedes elegir las palabras que te dices a tí mismo. Elige las bonitas.

Tú puedes elegir las palabras que te dices a tí mismo. Elige las bonitas.

En post anteriores, he comentado sobre lo beneficioso que es usar un lenguaje positivo, tanto a nivel personal como a nivel organizacional.

En esta ocasión, les quiero entregar tres ejercicios prácticos para lograr incorporar el lenguaje positivo en nuestros hábitos lingüísticos. Les recomiendo realizarlos oralmente y por escrito. Éstos los he practicado, y también los comparto en los talleres de Masvale.

Antes de describirlos, debo advertir que inicialmente puede sentirse extraño o incómodo al practicarlos; eso es normal. Recuerde que está creando un hábito y ese proceso requiere de tiempo, paciencia y constancia.

Ejercicios

  1. Háblese con afecto. Practique esto durante la mañana, inicialmente, y luego tres veces al día (la evolución varía de persona a persona). En un cuaderno, que mantendrá cerca suyo, cuando se despierte escriba tres palabras positivas sobre usted mismo: “yo soy inteligente”, “yo soy capaz”, “yo soy bonita (o)”. Luego diríjase al espejo más cercano y mirándose fijamente repita esas frases.
  2. Reformule en positivo. Cuando se percate que está usando las viejas muletillas, aquellas que desea cambiar; inmediatamente, dígase: “reformulo” y acto seguido transforme a positivo su discurso. Ejemplo: Vieja muletilla: “Ningún problema que me llames”. Se percata. E inmediatamente: “Por supuesto, llámame cuando quieras…”.
  3. Use el tiempo presente en su discurso en lugar del modo potencial. Al usar el tiempo presente usted se compromete, cree en lo que dice. Ejemplo: Modo potencial: “Debería de usar lenguaje positivo para estar más sano (a) y feliz”.  Tiempo presente: “Uso lenguaje positivo en mi discurso para estar más sano (a) y feliz”.

Le reitero que la práctica de estos ejercicios es progresiva. Y para hacerla más efectiva practíquela también por escrito. Si quiere más ejercicios y técnicas, lo invito a asistir a los talleres Masvale o a consultar sobre nuestros  planes de entrenamiento organizacional a contacto@masvale.cl.